¡NUEVAS OPORTUNIDADES!

Esta pandemia trastornó todo nuestro calendario, pero este cambió trajo oportunidades increíbles. Nuestros estudiantes han podido seguir con su proceso de formación y han podido ser una bendición para la comunidad de Chinauta y Boquerón. Dios nos ha dado la oportunidad de llevar almuerzos y mercados a familias que ya no tenían alimento. Hemos podido llevarles el evangelio y orar por ellos. ¡No sabíamos que había una mies tan grande al lado nuestro!